Presentacíon

Aer2 Arquitectura nació en el año 1999 con la premisa de ofrecer un servicio cercano y esclarecedor de nuestra profesión. La percepción social de lo que supone "el trabajo del Arquitecto" se ha visto negativamente influenciada por arquetipos heredados de épocas pasadas, desmanes urbanísticos, actualización constante de normativa y un largo etcétera, lo que nos ha impedido en varios momentos mostrar las soluciones técnicas, estéticas, funcionales y, en definitiva, habitables que nuestro empeño y labor pueden aportar al espacio que nos rodea o vivimos.

Bajo la máxima de que la Arquitectura debe estar al servicio del hombre y, por ende, de la sociedad que habitamos, Esperanza Romero Ramírez y Antonio Rodríguez Rufino fundaron su estudio inicial en Jaén. En estos doce últimos años han desarrollado su actividad en los distintos campos que nuestra profesión ofrece: la propia Arquitectura, el Urbanismo, el Diseño interior y exterior, aunando ilusión y profesionalidad en cada uno de los encargos recibidos.

El proceso creador de cualquier realidad arquitectónica o urbanística supone un esfuerzo nada despreciable, con multitud de aristas, facetas y obstáculos. Sólo la complicidad y estrecha colaboración entre cliente y arquitecto garantiza la bondad del producto final. Es en este aspecto donde más nos esforzamos día a día, el diálogo constante con el promotor asegura un Proyecto trabajado, consensuado, inequívoco en soluciones formales, estéticas y habitables.

Aer2 Arquitectura, encabezada por sus socios arquitectos fundadores, ha desarrollado su labor en distintos puntos de nuestra geografía, con clientes públicos y privados, en proyectos de diferentes escalas arquitectónicas y urbanísticas, en un ejercicio de adecuación a nuestro tiempo y a la realidad vernácula y tradicional que nuestro patrimonio cultural nos ofrece. Aunamos sostenibilidad, respeto al medio ambiente y progreso tecnológico, sometido todo a la mejora del paisaje urbano y a la calidad habitacional. Nuestro objetivo dentro de un rigor estético y normativo: el servicio al cliente y su plena satisfacción.